Home > Articles > Recuperemos nuestras raíces
logo

Acabo de completar mi tercer aniversario como directora ejecutiva de Concilio. Esta es la organización sin fines de lucro de asistencia social latina con más antigüedad en Filadelfia, y tiene una historia asombrosa. Fue fundada en 1962, originalmente como un club social que rápidamente se desarrolló en una organización liderada por un grupo de pioneros latinos y visionarios abogando por la justicia social, la equidad y sirviendo como agentes del cambio. Personalmente me inspiran mucho los principios de esta organización histórica e increíble. Concilio es una organización instrumental en la creación de nuevas oportunidades y caminos, y en el acceso de nuevas comunidades inmigrantes a recursos gubernamentales y de la comunidad, estableciendo las raíces tempranas de nuestra comunidad hispana y hasta sirviendo como un centro de bienvenida para la comunidad.

Las necesidades de la comunidad latina durante los últimos 50 años claramente han cambiado. Durante los primeros años, en la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, Filadelfia experimentó el crecimiento de nuevas comunidades inmigrantes que buscaban mejores oportunidades económicas. Considerando el impacto económico que la posguerra causó en Puerto Rico, los nativos de la isla que vivían en comunidades rurales fueron desplazados. Cuando la industria agrícola disminuyó en Puerto Rico, la migración fue fuertemente presionada. Muchos puertorriqueños se vieron en la necesidad de trasladarse a áreas urbanas, tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos, causando el crecimiento rápido de nuevas comunidades en Filadelfia. A pesar de que los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, fueron percibidos como una amenaza económica y social, rechazados y discriminados por diferencias culturales y de lenguaje. Fueron considerados mano de obra barata, pero a diferencia de los trabajadores sin documentación, no podían ser deportados una vez que el proyecto terminó, lo cual creó preocupaciones en algunos individuos pertenecientes al grupo mayoritario.

¿Por qué es relevante esto? ¿Por qué Joanna comparte esta información que ocurrió hace más de 50 años? Porque para mí está claro que la misión de Concilio de hace más de 50 años, todavía es relevante hoy en día. A través de los años, Concilio ha contado con grandes colaboradores, desde un asentamiento con miembros cuáqueros, ‘Friends Neighborhood Guild’, La Milagrosa y la Primera Iglesia Bautista Española, entre las primeras organizaciones sirviendo a los puertorriqueños y a la comunidad latina. Fue sólo a través del poder de la unidad, el valor, la fe y la perseverancia expuesta por estos primeros inmigrantes, aunado a las colaboraciones de asistencia social, que se atrevieron a apoyar ese progreso e hicieron posibles estos cambios. Desigualdades sociales como la brutalidad policíaca, falta de acceso a la educación, a la asistencia médica, falta de empleo, salarios justos y condiciones críticas de alojamiento, son sólo algunas de las razones por las que Concilio fue establecido. Hoy estoy aquí de pie como una líder orgullosa de la comunidad latina; hija de un padre ‘inmigrante’ de Puerto Rico y una madre inmigrante de Costa Rica. A causa de su coraje, sacrificio, orgullo cultural, luchas, resistencia y determinación de darme “lo mejor”, soy libre y estoy obligada a transmitir lo que he aprendido y recibido.

Este es el tiempo para recuperar nuestras raíces y ayudar a nuestro vecino porque todavía hay mucho trabajo por hacer. No todos los inmigrantes han sido liberados. Nosotros debemos unirnos como un grupo —una comunidad de fuerza y poder— y levantar nuestras voces a mayores alturas, exigiendo una reforma de inmigración justa con un camino hacia la ciudadanía. Una que mantenga a nuestras familias unidas; que apoye a nuestros jóvenes con la oportunidad de ir a la universidad; que tome en cuenta a la gente humilde y trabajadora, y no permita que vivan en la oscuridad con miedo y desesperación. Felicito a los que marcharon en Washington la semana pasada, y que representaron a Filadelfia en apoyo a la reforma Movimiento Nuevo Santuario, ambas organizaciones de Filadelfia, por su valiente liderazgo durante la marcha. Nosotros todavía tenemos mucho trabajo por hacer como una comunidad unida para asegurar el progreso y cambio necesario para aumentar la calidad de la vida en nuestra comunidad.

Joanna Otero-Cruz

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


2 + eight =


*